Tu estás aquí.Incio » Restauración y rehabilitación » Casas » Ventanas: tipos según su forma de apertura

Ventanas: tipos según su forma de apertura

Ventanas: tipos según su forma de apertura

En un artículo anterior explicamos porqué es bueno cambiar las ventanas si están deterioradas o filtran aire y cuales son las ventajas de hacerlo. En este y próximos artículos, iremos hablando sobre los tipos de ventanas y sus ventajas.

En el mercado podemos encontrar los más diversos mecanismos de apertura para las ventanas, cada uno con sus peculiaridades en cuanto a funcionamiento, iluminación, y ventilación. Deberemos elegir aquel que mejor se adapte a nuestras necesidades.

Las diferentes aperturas también nos permiten la combinación entre ellas, resultando así un gran número de opciones: Ventanas correderas, basculantes, oscilo corredera paralela, oscilobatientes, oscilobatiente practicable, pivotante horizontal, pivotante verticales, practicables, practicables asimétricas, practicables simétricas, proyectantes,corredera de acordeón, corredera oculta…

tipos-de-apertura

 Ventanas de guillotina:

La guillotina es una ventana de dos hojas correderas pero de accionamiento vertical, funciona con guias especiales para su desplazamiento, pudiéndose quedar la hoja principal, sujeta a la altura que queramos. La segunda hoja (hoja superior) normalmente es fija, pero existe la posibilidad también que pueda desplazarse como la hoja principal. Es ideal para huecos altos y estrechos.
Es una ventana aquí poco utilizada, pero que goza de gran popularidad en el extranjero.

Ventanas correderas:

El tipo de ventanas posibilita la instalación de la apertura en el lado izquierdo o el derecho, siendo normalmente ventanas robustas, proporcionando una abertura parcial del hueco, muy indicadas para ventanas que no permitan su apertura por encontrarse con obstáculos como muebles o cortinas que no hacen practico su movimiento.

Este tipo de ventana requiere que se instalen con unas buenas ruedas, para facilitar el buen deslizamiento y evitar que se rompan y tengamos que sustituirlas al poco tiempo. Algunas marcas disponen de un carril de deslizamiento en acero inoxidable, produciendo un desplazamiento muy suave. El empleo de fieltros o cepillos en ambos lados de la rueda y en la canaladuras inferior y superior es muy recomendables que sean de buena calidad parea un buen aislamiento.

Ventanas basculantes:

Son por lo regular, ventanas de gran superficie cuyas hojas giran alrededor de un eje giratorio horizontal colocado en la mitad de la superficie de la ventana. De este modo, la hoja se abre en su mitad inferior hacia afuera y en la mitad superior hacia adentro. Con este tipo de hojas, la función de ventilación para la entrada de aire desde el exterior es muy efectiva. La ventaja de las pivotantes la encontramos en que incluso las ventanas con una gran superficie, se pueden abrir rápida y sencillamente. Este tipo de ventanas gira en un radio de 180°, de manera tal, que los paneles de vidrio se pueden limpiar fácilmente.

Las ventanas pivotantes, aparte de facilitar el giro, deben frenar la ventana para que no se mueva libremente sino a voluntad del usuario. Para ello los puntos de giro suelen ser de fricción, permitiendo múltiples posiciones, cierre de presión o cierre perimetral. El cierre suele ser convencional, manilla lateral o central, barras de empuje o incluso eléctricos.

También se pueden construir ventanas con bisagras en todos los lados, permitiendo la versatilidad absoluta de movimiento y por tanto todas las opciones de abertura y buenas clasificaciones térmicas, de permeabilidad y estanquidad. Suele instalarse en muros cortina o fachadas ligeras.

Este tipo de ventana se puede combinar con una ventana practicable. Permiten su apertura, inclinando la venta hacia el interior. En el ejemplo puede ver la apertura, encontrándose un poco exagerado para que podamos comprender su funcionamiento.

Ventanas  pivotantes:

Otro tipo de ventana basculante es la llamada pivotante, ya que, en este caso, el eje centrales vertical. Ofrece las mismas ventajas y desventajas que la anterior.

Ventanas batientes o practicables:

Pueden ser simétricas o asimétricas. Ésta posee hojas que se abren hacia adentro o hacia afuera. Las hojas que se abren hacia el exterior son actualmente inusuales en nuestro país. El eje de oscilación se encuentra en la parte lateral del bastidor y la hoja de la ventana. Las ventanas con hojas que se abren hacia el interior de la vivienda, se denominan ventanas con apertura interior. Ellas tienen la ventaja de que la superficie exterior de los paneles de vidrio, se puede limpiar desde el interior fácilmente y sin peligro. Desventaja: las hojas oscilantes no poseen una posición basculante, por lo que con las hojas abiertas penetran fácilmente la lluvia o la nieve.

El tipo de herraje posibilita la instalación de la apertura en el lado izquierdo o el derecho, siendo normalmente ventanas robustas, proporcionando una abertura total del hueco, muy indicadas para ventanas pequeñas.

Ventanas oscilantes:

Pueden ser oscilantes superiores o inferiores. Se trata de una ventana que se abre oscilando sobre su borde superior o inferior, como si se tratara de una de esas puertas para gatos que encontramos en algunas casas. La gran ventaja es que ocupa poco espacio al abrirse permitiendo una buena ventilación. Por el contrario tenemos que limpiar la parte exterior puede no ser nada fácil, además de obstaculizar la línea de visión.

Ventanas oscilobatientes:

La ventana se abre hacia el interior, siendo este tipo de apertura hoy en día en nuestro país la más usual. Ella combina dos posibilidades de apertura (oscilar o bascular) en una hoja, lo cual es una gran ventaja. El manejo en las ventanas oscilobasculantes es central, mediante una manija cómodamente asequible. Las hojas oscilantes no deben ser en su estructura más anchas que altas, dado que las hojas muy anchas sobrecargan las bisagras y tienden a desplomarse.

El tipo de herraje posibilita la instalación de la apertura en el lado izquierdo o el derecho, siendo normalmente ventanas robustas, proporcionando una abertura total del hueco, muy indicadas para necesidad de ventilación sin tener la ventana abierta.

Este tipo de ventana se puede combinar con una ventana practicable. Permiten su apertura dependiendo de la dirección en la que giremos la maneta, si abrimos girando hacia abajo nos permite la apertura completa y si abrimos hacia arriba la apertura será limitada, inclinando la venta hacia el interior. En el ejemplo puede ver los dos tipos de apertura, encontrándose un poco exagerado para que podamos comprender su funcionamiento.

PROYECCION

 

Es recomendable un cristal doble para aislamiento acústico, el más económico es 6 mm, cámara, 4 mm. La cámara influye para la transmisión acústica y para la térmica. La cámara ideal es de 16 mm.

 

Sobre el Autor

Arquitecto

Arquitecto, especializada en diseño

Número de entradas : 784

Comentarios (5)

Deja un comentario

© 2013 Casas Restauradas by DobleClic

Ir arriba