Tu estás aquí.Incio » Restauración y rehabilitación » Casas » Ventanas: los cristales

Ventanas: los cristales

Ventanas: los cristales

En entradas anteriores, hablábamos sobre las ventajas de cambiar las ventanas, las cosas a tener en cuenta,  los tipos de apertura y materiales para las carpinterías.

Continuando con las entradas sobre ventanas, esta vez hablamos sobre el acristalamiento.

La combinación de perfil y el vidrio es la que nos da la capacidad de aislamiento de la ventana. Por eso es importante elegir un vidrio de calidad que aproveche las prestaciones de los perfiles. Es fundamental elegir un grosor de vidrio adecuado,  para lograr un buen aislamiento térmico. Pero cada vivienda tiene sus necesidades y por eso recomendamos consultar a los profesionales.

A la hora de seleccionar un vidrio ha de hacerse en concordancia con el resto de la ventana. De poco sirve si seleccionamos un vidrio de seguridad con una ventana que posee unos herrajes de baja seguridad. Lo mismo ocurre con el aislamiento térmico, de poco serviría una ventana con un vidrio de tratamiento térmico si luego la ventana en si, no es estanca, lo que se gana por el vidrio se perdería por las holguras de la ventana. Y lo mismo ocurriría con el tratamiento acústico.

VIDRIOS

vidrioSi atendemos a la superficie ocupada, el vidrio es el elemento fundamental de la ventana. Hoy en día existen en el mercado vidrios para aislamiento térmico reforzado y protección solar, que se pueden combinar con otras prestaciones como son el aislamiento acústico, la seguridad, el bajo mantenimiento, la decoración, etc…

Las propiedades características del vidrio son: la Transmitancia térmica o Coeficiente U, al igual que pasa con los materiales del marco, que representa el flujo de calor entre la cara interior y la exterior; y el factor solar (g), que es la relación entre la energía solar que incide en el vidrio y la que atraviesa éste. Cuanto más bajo sea el coeficiente U, más difícil será transmitir el calor, por lo que tendrá más capacidad aislante.

VIDRIO SENCILLO (MONOLÍTICO):

Son vidrios formados por una única hoja de vidrio o formadas por dos o más hojas unidas entre sí por toda su superficie (vidrios laminares). Dentro del vidrio monolítico podemos encontrar vidrios incoloros, de color, impresos y de seguridad. Es el vidrio más sencillo y económico que podemos usar, pero es poco aislante. Los valores de este tipo de vidrio son de U = 5.7 W/m2K y factor solar g = 0.83. Estos vidrios se instalan en ventanas de poca calidad o correderas tradicionales.

Espesor recomendado 4 mm

VIDRIO LAMINADO

El vidrio laminado es el resultado de la unión de dos o más placas de vidrio, intercalando entre ellas una o más láminas. Esta lamina plástica con grosor de 1 mm. transparente, refuerza la resistencia del vidrio. Con la unión de varios vidrios, a través de esta técnica, se crean los vidrios de seguridad o blindados.

Este material combina las propiedades específicas del vidrio, tales como la transparencia y durabilidad, con las de la lámina, cualidades como su adherencia al vidrio, elasticidad y resistencia a los impactos, protección acústica y contra los rayos UV. Las superficies acristaladas son los puntos más débiles de un edificio.

DOBLE ACRISTALAMIENTO

Es el conjunto de dos o más láminas de vidrios monolíticos (de 12-16 mm de grosor)  separados entre sí por una o más cámaras de aire, herméticamente cerradas. Este tipo de vidrio, limita el intercambio de calor por convección y conducción. Esto deriva en un aumento de su capacidad aislante. El coeficiente tipo del doble vidrio es de U = 3.3 W/m2K, un 40% menor que el vidrio simple. El aislamiento se ve reforzado si además incorporamos vidrios de baja emisividad o aislamiento térmico reforzado. El mayor espesor de uno de los vidrios mejora el aislamiento acústico (mín. 6 mm).

Espesor recomendado  4/6 – 16 – 4 mm

DE BAJA EMISIVIDAD

Son vidrios monolíticos sobre los que se ha depositado una capa de óxidos metálicos muy fina. Esta capa baja la emisividad del cristal, reduce la transferencia del calor por radiación, es decir, reduce la entrada de la radiación solar, por lo que mejora el aislamiento en la época estival.

Pero normalmente estos vidrios van ensamblados en doble acristalamiento para ofrecer así su máximas prestaciones. Se fundamentan en la reducción de la emisividad de la superficie del vidrio en un doble acristalamiento por medio de capas con contenido de plata, que es el que tiene menos emisividad de todos los metales.

Espesor recomendado4 – 12/16 – 4 mm

CON TRATAMIENTO ACÚSTICO

El uso de un polivinilbutiral acústico hace que a las propiedades de seguridad de los vidrios laminares le sumemos reducción acústica. Indicado cuando el entorno de la vivienda es ruidoso o el confort acústico exigido es elevado.

Espesor recomendado  4+4 – 12 – 6 mm

LAMINADOS DE SEGURIDAD

Resultado de la unión de 2 o más placas de vidrio, intercalando entre ellas una o más láminas de Polivinilo Butiral de 1 mm que refuerza la resistencia del vidrio. La unión de varios vidrios, crea vidrios de seguridad.

Espesor recomendado  4+4 – 12 – 4 mm

CON FILTRO SOLAR

Evita el calentamiento y minimizar los gastos de aire acondicionado. Filtra los rayos solares según su longitud de onda. La radiación calorífica se refleja, mientras que la luz natural penetra en los edificios sin apenas obstrucción.

Espesor recomendado  4 – 12/16 – 4 mm

vidrios

 

 

 

Sobre el Autor

Arquitecto

Arquitecto, especializada en diseño

Número de entradas : 140

Deja un comentario

© 2013 Casas Restauradas by DobleClic

Ir arriba