Tu estás aquí.Incio » Consejos » La iluminación: cosas a tener en cuenta para decorar

La iluminación: cosas a tener en cuenta para decorar

La iluminación: cosas a tener en cuenta para decorar

iluminación naturalLa iluminación forma parte importante de la decoración, por lo que en cada construcción, remodelación y nuevas propuestas de interiorismo es tomada en cuenta tanto por sus funciones como por el estilo y la proyección que puede otorgar a determinado espacio.

La distribución de la luz en cada estancia juega un papel esencial, los diversos niveles de luminosidad dan contorno al espacio y crean atmósfera.

Si se trata de iluminación natural, los estores, las cortinas, las persianas son elementos fundamentales para variar la luz natural que entra en nuestras casas, con ellos conseguimos modificar los efectos que la luz produce sobre los ambientes.

Si hablamos de iluminación artificial, los recursos son innumerables, la tecnología de la luz ofrece hoy incontables posibilidades e ideas, que permiten conseguir un equilibrado ambiente de luz que invita al bienestar.

COSAS A TENER EN CUENTA A LA HORA DE BUSCAR LA ILUMINACIÓN

Para elegir una buena iluminación en una habitación, hay cuatro temas principales a tener en cuenta, y son los siguientes:

-Determinar qué tipo de luz es el más adecuado: Se ofrecen diferentes tipos de bombillas, diferentes tipos de luz y de color. Halógenas, fluorescentes, bombillas LED; todas tienen sus propios beneficios y un grado de calor y es importante determinar qué tipo de luz es adecuado para una aplicación específica. Por ejemplo la luz fluorescente puede proveer luz ambiental faltante aclarando las sombras, reduciendo el contraste; la luz en las superficies verticales puede dar al espacio un efecto más brillante.

- Elegir el color de la luz: Ten en cuenta que la forma y color de la lámpara afectará la apariencia del espacio. Si eliges una instalación fija que no sea blanca, o incluso con accesorios de colores más audaces como el azul o rojo, la luz de la habitación tendrá un ligero tinte, que puede agregar un efecto cálido e invitar a quedarse en el lugar. También puedes elegir bombillas de un color específico.

- Elección del accesorio: Hay muchos tipos de lámparas y tamaños disponibles. No todas las habitaciones pueden alojar una lámpara grande. El tamaño debe estar en proporción con el tamaño del espacio a iluminar.

-Acentuar elementos específicos:  La luz es el elemento que más efecto tiene sobre el estado de ánimo. Puedes iluminar solamente ciertas zonas o elementos.

DECORACIÓN SEGÚN EL TIPO DE ILUMINCIÓN

iluminación puntualA continuación hablamos de los tipos de iluminación para poder tenerlos en cuenta y decidirnos por la iluminación de nuestro hogar:

La luz ambiental es la que ilumina el conjunto de un espacio sin focalizar ningún punto en concreto, así la luz se reparte de manera uniforme por toda la estancia. Este efecto se obtiene mucho mejor si iluminamos con distintas fuentes de menor intensidad en lugar de concentrar toda la luz en un solo punto, para ello son idóneas las lámparas de techo con pantallas, los apliques, tubos de tungsteno escondidos…

La luz puntual se limita a una zona concreta de la estancia, se concentra en un punto específico de la habitación y el resto queda en sombra. Para conseguir este tipo de luz son necesarios focos empotrables o de superficie, fijos u orientables que emplean lámparas incandescentes de baja intensidad o pequeñas lámparas halógenas tipo spot.

La Iluminación decorativa consiste en introducir lámparas que sean decorativas por sí mismas o de realzar un objeto que sea particularmente atractivo. Las lámparas de fantasía o los puntos de luz de colores alegran y dan vida a los interiores produciendo un efecto de color. Los focos son siempre la mejor solución para destacar un objeto, ya que moldean su volumen creando efectos de sombras. Si se trata de resaltar una superficie es necesario emplear un foco colocado cerca de una pared.

La iluminación funcional, es aquella que adapta la luz a las necesidades de cada estancia o de cada ambiente. Es necesario por tanto ajustar la cantidad de luz a la tarea a realizar.  En los lugares donde la luz permanece mucho tiempo encendida, es conveniente emplear lámparas de bajo consumo. Para este tipo de iluminación existen elementos en el mercado muy idóneos como son antorchas, lámparas de pie con un punto orientable para la lectura, lámparas con sensores de apertura o de movimiento para armarios y zonas de paso, tubos fluorescentes para colocar en zonas de trabajo en las cocinas…

La iluminación cinética como su propio nombre indica es una iluminación en movimiento, cambiando de intensidad y de orientación. Por su propia naturaleza es una luz que parece más cálida y con más vida que la luz de lámparas eléctricas. Este tipo de iluminación se consigue con velas, con lámparas de aceite, con el fuego en una chimenea…

ORIENTACIÓN DE LA LUZ

Es esencial dominar la orientación de la luz, desde su origen hasta que incide en un objeto, ya que la luz toma diferentes caminos que varían según el tipo de luz elegida y el efecto que se desee lograr.

El ojo humano percibe tanto la luz directa como la indirecta. La luz directa puede suscitar agradables sensaciones, sin embargo es la luz indirecta la que produce en mayor medida este tipo de sensaciones pues el ojo la capta como reflexión. Las diversas superficies reflejan de forma diferente la luz y así, las superficies lisas reflejan con más intensidad que las irregulares, y los colores claros más que los oscuros.

iluminación directaEn la iluminación directa la luz va directamente de la lámpara al objeto, no está apenas apantallada. El emplazamiento tanto de las lámparas como del objeto debe planificarse cuidadosamente, pues la iluminación llega directamente al ojo. Éste es el tipo de luz que emiten algunas lámparas de techo, los focos empotrados de manera concentrada y las lámparas de sobremesa o de pie. Es una iluminación que genera gran número de sombras.

En la iluminación indirecta la luz apantallada es reflejada por las paredes y el techo, la iluminación parte de la lámpara para ser reflejada por una superficie que parece emitir luz e iluminar por sí misma. La iluminación indirecta es suave, no deslumbra y reduce las sombras. Existen diversas opciones para iluminar de forma indirecta una estancia. La fuente de luz puede integrarse tanto en un friso del techo, en un dosel de pared o de cortina, como montarse en una luminaria tanto de pared como de techo. Estando siempre la fuente de luz a una distancia especifica de la superficie a iluminar, a fin de que pueda proyectar también un amplio cono de luz. Las paredes y los techos blancos reflejan el 60% de la luz que reciben, los suelos y las paredes oscuros no reflejan más que un 15% de la luz, y en el caso de superficies negras o mates se reduce hasta un 6%.

La iluminación mixta es la más adecuada, una parte de la luz incide directamente sobre el objeto y la otra parte se refleja en una superficie. Éste efecto se consiguen con pantallas con pie que proyectan la luz hacia arriba y hacia abajo.

LA ILUMINACIÓN EN DIFERENTES ESPACIOS

La luz hace nuestra vida variada y colorida. Una buena iluminación puede aportar encanto y personalidad a cada estancia de la casa, siempre que se elijan las lámparas y los puntos de luz más adecuados. El tipo de distribución de la luz representa un criterio decisivo en la selección de las lámparas.

DORMITORIO

Su iluminación general debe ser acogedora y cálida, efecto que se consigue con lámparas de suspensión o con apliques que propagan la luz en las paredes o hacia el techo. Para cualquier actividad puntual como puede ser la lectura es necesaria una lámpara de sobremesa, un aplique en el·cabecero o una lámpara de pie que permita ver sin que la luz deslumbre.

DORMITORIO INFANTIL

Se necesita una buena iluminación general, para la iluminación puntual debe evitarse las lámparas inestables y si es posible se deben fijar a la pared, en cualquier caso es necesario una lámpara de mesilla, un aplique, un flexo o una lámpara de pie que permita leer sin forzar la vista.

CUARTO DE BAÑO

Para iluminar el cuarto de baño debemos emplear iluminación especifica que esté protegida adecuadamente para evitar accidentes, sobre todo en las zonas de baño o ducha. Para una iluminación general se pueden emplear halógenos de baja tensión empotrables o de superficie dirigibles a la zona de maquillaje o afeitado, y·plafones fluorescentes o focos incandescentes instalados en el techo. Para iluminar el espejo del baño tendremos que tener en cuenta diversos factores como pueden ser las sombras que impiden la visión adecuada para maquillarse o afeitarse, además si utilizamos una luz muy intensa, la imagen reflejada se aplana, para ello es recomendable la colocación de apliques simétricos a ambos lados del espejo, o un aplique en la parte superior del mismo teniendo en cuenta el ángulo de la luz Son novedosos y adecuados los apliques de varias bombillas que permiten que la luz rodee la cara evitando sombras.

COCINA

Es necesaria una iluminación central clara y varios puntos de luz sobre las zonas de trabajo encimeras, fregadero, placa… La instalación de luz fluorescente dirigida hacia estas zonas mejora considerablemente la calidad de trabajo.

ZONA DE ESTUDIO

La iluminación de debe ser cálida y acogedora, es recomendable colocar una luz directa sobre la superficie de trabajo, pero que no deslumbre ni fatigue la vista. Las lámparas fluorescentes consiguen esos objetivos además de no irradiar tanta calor como la mayoría de halógenos o bombillas tradicionales.

SALÓN COMEDOR

La base de la iluminación de un salón es la posibilidad de crear distintos ambientes, para ello se deben de tener diferentes puntos de luz. Un solo punto de luz crearía una iluminación demasiado agresiva ó escasa dependiendo de su ubicación o intensidad. Se deben evitar los puntos de luz situados encima o detrás de la cabeza, pues provocan sombras poco estéticas. Los apliques en la pared permiten atenuar el contraste entre el centro y las esquinas de la habitación, que a veces pueden estar demasiado oscuras. En la zona de lectura o de trabajo es conveniente colocar lámparas auxiliares que se puedan orientar. En un salón suele haber dos zonas claramente diferenciadas, la zona de estar indicada para conversar o para ver la televisión y la zona de la mesa Para la zona de estar es recomendable colocar luces indirectas como lámparas de pie o de sobremesa que ayudan a conseguir un ambiente más acogedor, sin embargo, para la zona de la mesa tenemos que escoger una luz intensa pero que no nos deslumbre cuando estemos comiendo, y para el café una lámpara de pie o de sobremesa para conseguir un ambiente agradable.

Sobre el Autor

Arquitecto

Arquitecto, especializada en diseño

Número de entradas : 1658

Deja un comentario

© 2013 Casas Restauradas by DobleClic

Ir arriba