Tu estás aquí.Incio » Restauración y rehabilitación » Casas » INSPECCIÓN TÉCNICA DE EDIFICIOS

INSPECCIÓN TÉCNICA DE EDIFICIOS

INSPECCIÓN TÉCNICA DE EDIFICIOS

El  7 de julio entró en vigor el Real-Decreto-Ley 8/2011 de 1 de julio que establece como obligatoria la Inspección Técnica de Edificios (ITE) en aquellos que, en municipios de más de 25.000 habitantes, sobrepasen los 50 años. Se trata de una nueva medida que pretende mejorar la seguridad de los inmuebles más antiguos así como la habitabilidad de sus inquilinos, además de favorecer el movimiento en el mundo de la construcción, principal sector beneficiado por la inspección desde los primeros pasos.

¿Qué es la ITE?

Se trata de la Inspección Técnica de Edificios. Es una inspección periódica para comprobar que los edificios presentan un estado de conservación acorde a su uso.

El primer apunte muy importante, es obligatoria, y en concreto, a lo que se obliga es a la promoción de una inspección llevada a cabo por técnicos competentes de todo edificio.

Así pues, podríamos decir que una ITE recoge, como mínimo, los siguientes aspectos del edificio.

-Estado de la estructura y cimentación.

-Estado de las fachadas interiores, exteriores, medianeras y otros paramentos, en especial los que pudieran suponer un peligro para la vía pública como petos, terrazas y balcones.

-Estado de conservación de cubiertas y azoteas.

-Estado de las redes generales de fontanería y saneamiento del edificio.

-Estado de los elementos de accesibilidad.

Marco legal de la Inspección Técnica de Edificios

Dos son los artículos del R.D. 8/2011 que afectan a la ITE.

Así, el artículo 21 (obligatoriedad de la Inspección Técnica de Edificios) establece que:

1. Los edificios con una antigüedad superior a 50 años, salvo que las Comunidades Autónomas fijen distinta antigüedad en su normativa, destinados preferentemente a uso residencial situados en los municipios señalados en la disposición adicional tercera, deberán ser objeto, en función de su antigüedad, de una inspección técnica periódica que asegure su buen estado y debida conservación, y que cumpla, como mínimo, los siguientes requisitos:

a) Evaluar la adecuación de estos inmuebles a las condiciones legalmente exigibles de seguridad, salubridad, accesibilidad y ornato.

b) Determinar las obras y trabajos de conservación que se requieran para mantener los inmuebles en el estado legalmente exigible, y el tiempo señalado al efecto.

2. Las actuaciones contenidas en este artículo se aplicarán en la forma, plazos y condiciones que regulen las Comunidades Autónomas. Los Municipios podrán establecer sus propias actuaciones en el marco de los mínimos estatales y autonómicos.

3. Las inspecciones realizadas por encargo de la comunidad o agrupación de comunidades de propietarios que se refieran a la totalidad de un edificio o complejo inmobiliario extenderán su eficacia a todos y cada uno de los locales y viviendas existentes.

A su vez, el artículo 22 (efectos de la inspección) establece que:

Cuando de la inspección realizada resulten deficiencias, la eficacia del documento acreditativo de la misma, a los efectos de justificar el cumplimiento del deber legal de conservación a que se refiere el artículo 9 de la Ley de Suelo, quedará condicionada a la certificación de la realización efectiva de las obras y los trabajos de conservación requeridos para mantener el inmueble en el estado legalmente exigible, y en el tiempo señalado al efecto.

 

La ITE tiene, como se desprende de los artículos anteriores, un marco normativo autonómico y local, habiendo multitud de municipios con legislación propia. Dicha legislación puede modificar la edad inicial a la que los edificios han de pasar su primera ITE, la periodicidad de la misma e incluso los apartados que contempla la inspección siempre y cuando se respeten los mínimos establecidos.

Pasar la ITE

Afortunadamente, hoy por hoy existen muchas empresas que se dedican a hacer las Inspecciones Técnicas de Edificios, así que solo tendríamos que navegar un poco por la web y contactar con quien se quiera.

El facultativo encargado de realizar la inspección, consignará los resultados expidiendo un certificado que describa los desperfectos apreciados en el inmueble, sus posibles causas y las medidas prioritarias recomendables para asegurar su estabilidad, seguridad, estanqueidad y consolidación estructurales o para mantener o rehabilitar sus dependencias en condiciones de habitabilidad o uso efectivo según el destino propio de ellas.

Para ello, el técnico competente deberá visitar el inmueble, siendo la inspección de visu la más empleada. Aun así, queremos recordar que alguno de los puntos anteriores puede necesitar algún ensayo complementario, puesto que comprenderéis que revisar el estado de la estructura y cimentación no es una tarea tan simple en algunos casos.

Sobre el Autor

Arquitecto

Arquitecto, especializada en diseño

Número de entradas : 1343

Deja un comentario

© 2013 Casas Restauradas by DobleClic

Ir arriba