Tu estás aquí.Incio » Consejos » Iluminación » ESTRATEGIAS DE ILUMINACIÓN NATURAL V: iluminación cenital, parte 1

ESTRATEGIAS DE ILUMINACIÓN NATURAL V: iluminación cenital, parte 1

ESTRATEGIAS DE ILUMINACIÓN NATURAL V: iluminación cenital, parte 1

La principal ventaja de este tipo de iluminación es su potencial para iluminar con calidad y cantidad. Sin embargo, presenta también serios inconvenientes. No es una estrategia que funcione en edificios de muchas plantas y, como no satisface las necesidades de vistas y de orientación, debería suplementar, más que sustituir, a las ventanas.

La iluminación cenital puede producir deslumbramiento y reflejos molestos. Los reflejos se evitan manteniendo las fuentes de luz fuera de las zonas críticas. Esto es posible sólo cuando la localización de la tarea visual es fija y los huecos de cubierta pueden situarse adecuadamente. Por regla general, la mejor solución es difundir cuidadosamente la luz, de forma que no hay fuentes brillantes causantes de reflejos, bien reflejando la luz en el techo o utilizando pantallas que protejan y difundan las fuentes de luz. Estas estrategias resuelven además el problema del deslumbramiento directo y la incidencia de la luz solar en las superficies de trabajo. Como los lucernarios horizontales se comportan de forma diferente a los verticales y las linternas, se tratarán por separado.

Estrategias para lucernarios verticales y linternas

lucernario verticalLos lucernarios verticales y las linternas son áreas elevadas sobre la cubierta para proporcionar luz al espacio interior.

A diferencia de los primeros, las linternas generalmente están abiertas a más de una orientación y son practicables. Estos mecanismos han sido utilizados en arquitectura durante más de 4.000 años para suministrar luz natural a la zona central de grandes espacios. Las salas hipóstilas egipcias tenían columnas de mayor altura en el centro para elevar la cubierta, creando una linterna de iluminación y ventilación.

El acristalamiento vertical o casi vertical de los lucernarios está más cercano por sus características a las ventanas que a las claraboyas. Cuando están orientados al sur, tienen el efecto deseable de captar más luz solar en invierno que en verano, y además pueden protegerse con facilidad de la luz solar directa. Los huecos al norte proporcionan una fuente de luz baja pero constante con poco o ningún deslumbramiento. Los huecos al este y oeste suelen evitarse por la dificultad para apantallar los rallos bajos del sol y por recibir más sol en verano que invierno.

Otra ventaja de los lucernarios verticales es la naturaleza difusa de la luz, debida a que gran parte de la luz entrante se refleja en el techo. Como la luz puede difundirse fácilmente una vez en el interior, el acristalamiento puede ser transparente. El inconveniente principal de cualquier hueco vertical es que se ve menos cielo que en un hueco horizontal, por lo que recoge menos luz. Como sucede con las claraboyas, el deslumbramiento directo y los reflejos molestos pueden ser importantes.

A continuación se describen algunas de las estrategias más comunes para lucernarios verticales y linternas:

Orientación.

escalera con lucernarioAbrir los huecos al sur para obtener la mejor iluminación a lo largo del año, y también calefacción solar en invierno. Diseñar los huecos con cuidado para evitar problemas de luz solar directa. En climas extremadamente cálidos carentes de invierno, son preferibles los lucernarios verticales orientados al norte, mientras que en climas cálidos con inviernos cortos, podría funcionar mejor una combinación de huecos al norte y sur.

Cubierta reflectante.

Utilizar una cubierta blanca de alta reflectancia para reflejar más luz hacia el lucernario. Para maximizar la captación en invierno, puede instalarse en la cubierta un reflector especular cerca del acristalamiento. En el interior la luz debe ser difundida mediante pantallas o bien reflejada en un techo blanco de alta reflectancia.

Deflectores de luz solar.

Pueden instalarse en el exterior de los lucernarios al norte para aumentar la captación de luz en días soleados claros.

Aunque normalmente no son recomendables los lucernarios orientados al este u oeste, sus prestaciones pueden mejorar en gran medida mediante pantallas de este tipo. Si la orientación es al este, los deflectores pueden proporcionar un nivel de luz más equilibrado, evitando la entrada de parte de la luz de la mañana y aumentando la luz reflejada por la tarde. Una estrategia similar es aplicable en los lucernarios a poniente.

Reflejar la luz en los paramentos interiores.

deflectoresLos paramentos pueden actuar como difusores extensos de baja claridad. Una pared bien iluminada parecerá alejarse, haciendo que el espacio parezca mayor. Además puede evitarse completamente el deslumbramiento por visión directa del cielo.

Pantallas difusoras.

Evitan la incidencia de la luz solar en las superficies de trabajo, distribuyen más uniformemente la luz sobre éstas, y eliminan el deslumbramiento del lucernario. La distancia entre pantallas debe calcularse para evitar la entrada de luz solar directa y el deslumbramiento en el campo de visión por encima de los 45º. Las pantallas deberían tener un acabado mate muy reflectante o ser altamente traslúcidas.

Controles cuantitativos.

En espacios que requieren ajustes del nivel de iluminación natural, pueden emplearse venecianas, estores o cortinas.

 

Sobre el Autor

Arquitecto

Arquitecto, especializada en diseño

Número de entradas : 140

Deja un comentario

© 2013 Casas Restauradas by DobleClic

Ir arriba