Tu estás aquí.Incio » Arquitectura » Edificios inteligentes

Edificios inteligentes

Edificios inteligentes

Los  edificios inteligentes surgen  de la integración de la construcción, la tecnología y los sistemas de provisión de energía. Son la mejor representación de la arquitectura sostenible.

Son, simplemente, construcciones con un nivel de alta tecnología en todos su procesos.

Eso quiere decir que todos los profesionales que intervienen en el diseño, construcción, gerencia de proyecto, comercialización y demás áreas vitales para el proyecto, deben tener los conocimientos necesarios para integrar nuevos aspectos que de forma sincronizada permitan disfrutar del concepto de eficiencia.

Por otro lado, una construcción inteligente, es una construcción eficiente, eso quiere decir, que puede hacer mucho con la mínima cantidad de recursos, y la eficiencia comienza a verse por la simplicidad.

DEFINICIÓN

Es difícil dar una definición exacta sobre un edificio inteligente, por lo que cito diferentes conceptos, de acuerdo a la compañía, institución o profesional de que se trate.

Un edificio inteligente es aquél cuya regularización, supervisión y control del conjunto de las instalaciones eléctrica, de seguridad, informática y transporte, entre otras, se realizan en forma integrada y automatizada, con la finalidad de lograr una mayor eficacia operativa y, al mismo tiempo, un mayor confort y seguridad para el usuario, al satisfacer sus requerimientos presentes y futuros.

Esto sería posible mediante un diseño arquitectónico totalmente funcional, modular y flexible, que garantice una mayor estimulación en el trabajo y, por consiguiente, una mayor producción laboral.

OBJETIVOS DE UN EDIFICIO INTELIGENTE

Los objetivos o finalidad de un edificio inteligente, son los siguientes:

edificio inteligenteArquitectónicos

- Satisfacer las necesidades presentes y futuras de los ocupantes, propietarios y operadores del edificio.

- La flexibilidad, tanto en la estructura como en los sistemas y servicios.

- El diseño arquitectónico adecuado y correcto.

- La funcionalidad del edificio.

- La modularidad de la estructura e instalaciones del edificio.

- Mayor confort para el usuario.

- La no interrupción del trabajo de terceros en los cambios o modificaciones.

- El incremento de la seguridad.

- El incremento de la estimulación en el trabajo.

- La humanización de la oficina.

Tecnológicos

- La disponibilidad de medios técnicos avanzados de telecomunicaciones.

- La automatización de las instalaciones.

- La integración de servicios

-Seguridad

-Apoyo logístico

Desde el punto de vista electrónico, un edificio inteligente debe albergar tecnología en cuatro frentes diferentes: seguridad, comunicaciones, apoyo logístico y automatización de procesos.

Cuando hablamos de seguridad, casi siempre pensamos en circuito cerrado de TV, control de acceso, alarmas contra intrusión e incendio, sistemas de apoyo a requisas y seguridad en la información. Una adecuada integración entre estos subsistemas permite un nivel de seguridad adecuado, cumpliendo las normas internacionales y permitiendo que la información se centralice en un solo lugar.

Si hablamos de comunicaciones, debemos pensar en las redes telefónicas, las redes de datos, las redes multimedia de audio y video que reemplazan a las tradicionales de sonido ambiental y televisión comunal, redes de sonido y audio profesional (para auditorios o áreas similares) y todos los canales de comunicación hacia el exterior.

Cuando nos referimos a las redes de automatización  de procesos, estamos hablando de control centralizado de iluminación, supervisión y control de equipos electromecánicos (ascensores, aire acondicionado, motobombas, plantas eléctricas, UPS, subestación, entre otras), control de fluidos, distribución del control en toda la edificación y centralización de la información en un solo punto que de forma automática realice operaciones con la mínima intervención del operador.

Finalmente los sistemas de apoyo logístico, se refieren a todo los elementos electrónicos que permiten una operación de cada sitio con mayor seguridad y confort. Nos referimos a los sistemas de información administrativos para control de inventarios, ventas y contabilidad en general, a las redes especiales para fines muy especiales (por ejemplo el sistema de llamado de enfermeras en un hospital, o el sistema de control de taquillas en un estadio o el sistema de redes inalámbricas para hacer pedidos en un restaurante, el sistema de control de inventarios por RFID en un almacén de cadena, solo por dar algunos ejemplos)

La integración real de estos cuatro grandes sistemas electrónicos, compartiendo información, registrando todo cuanto acontece en medios electrónicos para su posterior investigación, disminuyendo la intervención de humanos en los procesos y alertando al operador cuando eventos anormales ocurran permiten tener un adecuado sistema electrónico que apoya el concepto de edificio inteligente en nuestro medio.

Ambientales y sostenibles

- La creación de un edificio saludable.

-El ahorro energético.

- El cuidado del medio ambiente.

El concepto de EFICIENCIA comienza a verse por la simplicidad, seguido de la flexibilidad y la capacidad de proyectarse a la necesidades en un futuro.

Económicos

-La reducción de los altos costos de operación y mantenimiento.

-Beneficios económicos para la cartera del cliente.

-Incremento de la vida útil del edificio.

-La posibilidad de cobrar precios más altos por la renta o venta de espacios.

-La relación costo-beneficio.

-El incremento del prestigio de la compañía.

LOS CUATRO ELEMENTOS BÁSICOS QUE INTEGRAN EL EDIFICIO INTELIGENTE

Como unión de todo lo explicado anteriormente, se pueden considerar cuatro elementos como básicos que se integran al Edificio Inteligente y serán los siguientes:

-La estructura del edificio. Todo lo que se refiere a la estructura y diseño arquitectónico, incluyendo los acabados y mobiliario. Entre sus componentes están: la altura de losa a losa, la utilización de pisos elevados y plafones registrables, conductos y registros para las instalaciones, tratamiento de fachadas, utilización de materiales a prueba de fuego, acabados, mobiliario y conductos para cableado y electricidad.

-Los sistemas del edificio. Son todas las instalaciones que integran un edificio. Entre sus componentes están: aire acondicionado, calefacción y ventilación, energía eléctrica e iluminación, controladores y cableado, elevadores y escaleras mecánicas, seguridad y control de acceso, seguridad contra incendios y humo, telecomunicaciones, instalaciones hidráulicas, sanitarias y seguridad contra inundación.

- Los servicios del edificio. Como su nombre lo indica, son los servicios o facilidades que ofrecerá el edificio. Entre sus componentes están: comunicaciones de video, voz y datos; automatización de oficinas; salas de juntas y cómputo compartidas; área de fax y fotocopiado; correo electrónico y de voz; seguridad por medio del personal; limpieza; estacionamiento; escritorio de información en el lobby o directorio del edificio; facilidad en el cambio de teléfonos y equipos de computación; centro de conferencias y auditorio compartidos, y videoconferencias.

- La administración del edificio. Se refiere a todo lo que tiene que ver con la operación del mismo. Entre sus variables están: mantenimiento, administración de inventarios, reportes de energía y eficiencia, análisis de tendencias, administración y mantenimiento de servicios y sistemas. La optimización de cada uno de estos elementos y la interrelación o coordinación entre sí, es lo que determinará la inteligencia del edificio.

CONCLUSIÓN

No sirve de nada invertir mucho dinero en estas tecnologías, si por ejemplo, al arquitecto se le olvidaron los aparcamientos de visitantes, o si por pensar en mucha seguridad cambió los espacios de naturaleza abierta por muros sin ninguna estética.

Por otra parte, debemos tener en cuenta que por norma general, lo simple siempre es lo mejor. El grado de sofisticación debe reducirse al máximo en cada caso. Pero también quiero recordar que los extremos son malos, las cosas muy simples son buenas sólo si hacen lo que realmente queremos que hagan. Así que un buen diseño de edificio inteligente es aquel que logra un balance perfecto entre alta tecnología, recursos económicos y capacidad operativa.

Sobre el Autor

Arquitecto

Arquitecto, especializada en diseño

Número de entradas : 713

Deja un comentario

© 2013 Casas Restauradas by DobleClic

Ir arriba