Tu estás aquí.Incio » Consejos » Calefacción » Disfrutar de una casa más abrigada

Disfrutar de una casa más abrigada

Disfrutar de una casa más abrigada

Ahora que estamos en otoño y se acercan las lluvias, el frío…aquí te dejamos unos consejos para abrigar tu casa y hacerla más cálida.

Una tapicería de terciopelo, unas cortinas de algodón, una alfombra de lana…Las telas en general son un aliado para abrigar tu casa durante los meses más fríos.

TEXTURAS MUY SUAVES

Para tapizar, los terciopelos, ya sean mezcla (lino/algodón) son telas muy cálidas.

COLORES CALIENTES

Tan importante es el material como el color elegido. De poco siver un terciopelo o una lana si su color es un azul “helado” o un gris “distante”. Los tonos cálidos son básicos a la hora de abrigar una casa. Destacan rojos, granates, anaranjados, amarillos, marrones y algún que otro verde.

ALFOMBRAS

alfombraAlfombras con altura: independientemente de la calidad, la altura de una alfombra puede determinar el grado de calor. Así, cuanto más alta sea, mayor sensación de calor dará.

La lana, reina del calor: no hay nada más cálido y acogedor que tener bajo los pies una alfombra de lana 100%. Las de pelo largo, además, ofrecen una mullida pisada. Asimismo, tienen la ventaja de que, al ser hipotérmicas, en verano son frescas.

Moqueta, calor sobre calor: es un clásico de los países nórdicos e incluso colocan alfombras sobre ella. Es altamente aislante y amortigua los ruidos, sin embargo, no se recomienda para alérgicos (a menos que sea de fibra natural) y exige una limpieza escrupulosa.

CORTINAS

cortinasA parte de crear un ambiente acogedor, las cortinas y los estores pueden ser tan eficaces como el doble o triple cristal para mantener el calor en casa, sobre todo si tienen un revestimiento térmico bien grueso. Para mantener calientes las habitaciones en invierno, cierra las cortinas y las persianas justo antes del anochecer, y ábrelas por la mañana para que de día entre el calor.

Separación de “espacio vivido”: cortinas y visillos son fundamentales para arropar una habitación, a pesar de perder vistas.. No hay una sensación más desangelada que  la que da una habitación sin cortinas. Caídas, visillos o estores visten y recogen.

La cortina mejor con forro. Lo ideal para sumar calidez y peso a una cortina es añadirle un forro. Un muletón aísla, da grosor y espesor a una cortina. Los expertos recomiendan prescindir de las caídas y apostar por cortinas enteras y telas con cuerpo y peso.

Terciopelos, chenillas y lanas son las texturas más calientes. Pero si quieres algo más ligero, opta por linos gruesos forrados con muletón. Los colores, como siempre, en la gama de los cálidos.

ROPA DE CAMA

Bajeras, vestir el colchón. Los nórdicos lo saben y por eso en invierno todas las bajeras de sus juegos de sábanas están realizadas con felpa o rizo. Acogedoras ya morosas, son agradables al tacto y dan calor.

nordicoEl nórdico: cálido y práctico. Resulta ligero y resistente. Además, se adapta a la temperatura corporal y produce calor natural. Los hay de pluma, plumón, mezcla o sintéticos.

Mantas y colchas. Las mantas de lana 100% son las que dan más calor. En cuanto a las colchas, eige texturas como chenillas o piqués, acolchados. Y pongas lo que pongas, elige colores calientes o neutros.

 

 

 

Sobre el Autor

Arquitecto

Arquitecto, especializada en diseño

Número de entradas : 1651

Deja un comentario

© 2013 Casas Restauradas by DobleClic

Ir arriba