Tu estás aquí.Incio » Consejos » Diseño de una vivienda sostenible (II): situación y orientación

Diseño de una vivienda sostenible (II): situación y orientación

Diseño de una vivienda sostenible (II): situación y orientación

diseñoSe deben conocer los datos bioclimáticos de la zona donde va a reformarse (o construirse) el edificio, para incorporar a su diseño las medidas pasivas de ahorro y producción energética más adecuadas.

Las variables climáticas más importantes que debemos tomar en consideración son: el sol, la luz, el viento, la temperatura, la humedad, radiación solar y las estaciones del año.

El mayor efecto de la radiación solar es el calor. La luz y por tanto, los reflejos, son partes indisoluble de la presencia del sol. El ángulo de incidencia a distinta hora y estaciones debe ser considerado para lograr su óptima utilización de la luz en la calefacción y la iluminación.

La estaciones del año afectan en función de precipitaciones fluviales, cambios de temperatura, humedad, tipo de vegetación, etc. tendrá una gran influencia en la necesidad de proporcionar calefacción, ventilación, etc.

 Dependiendo de la latitud y de la altura, los cambios meteorológicos a lo largo del año pueden ser mínimos, como en las zonas tropicales bajas, o máximos, como en las zonas de latitudes medias. Todos estos climas se ven reflejados en la Arquitectura.

Para conseguir mejorar el confort en los edificios y conseguir menores pérdidas energéticas es fundamental tener en cuenta:

-La orientación de los edificios, acorde con el movimiento del sol para, por una parte, intentar captar su energía durante el mayor tiempo posible en los meses fríos, protegerlo del excesivo calor durante los meses más cálidos.

-La dirección de los vientos dominantes (invernales y estivales).

-La proximidad o lejanía de zonas húmedas, para poder aprovechar al máximo tanto la radiación solar como la ventilación natural que proporciona el viento.

LA ORIENTACIÓN DE SOL

Stonehenge-Inglaterra

Conocer las diferencias entre invierno y verano permitirá estimar lo que sucederá durante la estación opuesta. Así si visitamos el terreno durante el invierno, con temperaturas y trayectoria solar baja y con árboles que perdieron sus hojas tendremos una apreciación determinada muy diferente a lo que sucede durante el verano, con temperatura y trayectoria más alta y con árboles que brindan una sombra importante. Si durante el invierno buscamos estar al sol, durante el verano seguramente buscaremos la sombra de los árboles

La orientación depende de las prioridades en el aprovechamiento del viento dominante, iluminación y el asoleamiento. En los climas fríos las zonas habitadas de la vivienda deben orientarse al soleamiento y procurar dar la espalda a los vientos dominantes. En todo caso si el viento dominante coincide con el asoleamiento, el viento se debe modificar mediante la vegetación. Cosa difícil de lograr con el sol. En el clima caluroso se debe evitar mediante árboles que den sombra o poniendo los locales en donde no importa el calor con orientación hacia el sol.

Las sombras de los árboles varían con las horas del día y estaciones del año. Es un valioso para proteger del sol.

La conservación de un ambiente confortable, dentro de la habitación depende de una buena orientación y una correcta ubicación de las ventanas de manera que se permita el asoleamiento y se proteja de una excesiva insolación.

Orientación sur

Los rayos solares inciden desde avanzada la mañana hasta el final de la tarde. En la orientación sur hay una máxima incidencia de los rayos solares durante el día.

En la zonas cálidas o en verano se puede controlar fácilmente con un diseño adecuado de volados o faldones.

En el invierno, la baja inclinación del sol provoca una profunda incidencia de los rayos en las habitaciones orientadas al sur.

Orientación este

Los rayos solares inciden solamente en las primeras horas de la mañana. En el verano cuando el sol sale por el este, los rayos incidirán en las primeras horas de la mañana. El sol estará muy bajo en el cielo, y en general no será muy intenso.

En el invierno, el sol se levanta mas hacia el sureste, y por esto, el tiempo de incidencia es menor.

Orientación Sureste

Los rayos solares inciden desde las primeras horas de la mañana hasta el mediodía. A media mañana el sol estará suficientemente alto en el cielo como para que haya una intensidad moderada de los rayos solares.

Orientación Suroeste

Los rayos solares incidirán desde antes del mediodía hasta la puesta del sol; estará a una altura razonable del cielo y los rayos solares serán mucho mas intensos que en la mañana. En algunas zonas durante el invierno el sol se pondrá en el sureste.

Orientación Oeste

Los rayos solares incidirán desde pasado el mediodía hasta la puesta del sol. Durante los mese de verano el sol del oeste será muy intenso y se pondrá entre el oeste y el noroeste. En el invierno se pone generalmente en el suroeste.

Orientación norte

En esta orientación los rayos solares inciden en algunos días cerca del solsticio de verano, En invierno no inciden directamente sobre la fachada.

Condiciones de asoleamiento mínimo

Normativamente se recomienda un mínimo de 2 horas de sol diarias a lo largo del año, en todo el territorio nacional, en las habitaciones de máxima ocupación. Considerándose asoleada una ventana cuando la radiación que penetra a través de ella en la habitación (directa más difusa) sea mayor de 209.200 J/m²h (50 Kcal/m²h).

En las zonas cálidas no existen problemas para satisfacer esta recomendación ya que las horas de sol permiten terminarla sin problema. El problema se presenta en las zonas frías donde el día tiene corta duración.

LA ILUMINACION POR ASOLEAMIENTO O ILUMINACION NATURAL

La iluminación se puede lograr de dos maneras: natural y artificial, la que nos interesa es la natural.

La natural se logra a través de ventanas o vanos y desniveles en las losas (cenital). Las disposiciones para el área mínima de vanos para la iluminación indican 1/5 de la superficie del piso local.

La fuente de iluminación natural es el sol, pero la luz debido al asoleamiento llega al interior de un local de las siguientes maneras:

- Difusa o cenital a través de un domo o ventana con vidrio traslúcido.

- Reflejada en el exterior por el piso, objetos o edificios.

- Reflejada en el interior de local por los muros, plafón o cualquier otra superficie.

- Luz directa del sol a través de una ventana.

El porcentaje de luz que entra de cada una de las fuentes antes mencionada determina la calidad y cantidad de luz dentro de un local. La luz directa se debe controlar dependiendo del clima, ya que en los lugares calidos, los rayos solares pueden elevar la temperatura interior a niveles intolerables.

APLICACIONES DEL ESTUDIO DEL SOLEAMIENTO

En urbanismo, el soleamiento es un elemento fundamental para definir el clima de un territorio o parcela, pero además es un factor con una enorme influencia en los otros elementos del clima, y sobre todo, del microclima, pues modifica la temperatura y humedad, brisas, vegetación, etc., del lugar.

En el proyecto de edificios, el soleamiento es una herramienta imprescindible para el diseño de la topología y la orientación de los cerramientos y huecos exteriores. En particular, es la base de la Arquitectura bioclimática, que aprovecha las energías naturales y sus variaciones diarias o estacionales para acondicionar el ambiente de edificios y espacios exteriores a las necesidades de los habitantes, como una metáfora de la adaptación climática de los seres vivos.

En la iluminación natural, permite resolver la contradicción habitual de todo buen diseño de hueco de luz, que debe permitir la entrada del máximo de luz difusa, procedentes de la bóveda celeste, pero al mismo tiempo impedir el soleamiento directo en épocas de calor (en verano, por la tarde).

Es necesario para el diseño y durabilidad de elementos constructivos, por el excesivo calentamiento de fachadas y cubiertas de edificios, las previsiones de aislamiento térmico o el cálculo y dimensionado de las instalaciones de climatización.

Por tanto, debemos tener en cuenta una buena orientación: acristalamientos al sur, con paredes y suelos de alta inercia térmica, y estancias de poco uso al norte: garajes, despensas, etc., dedicando una muy especial atención al estudio de los lugares de descanso.

Sobre el Autor

Arquitecto

Arquitecto, especializada en diseño

Número de entradas : 1653

Deja un comentario

© 2013 Casas Restauradas by DobleClic

Ir arriba