Tu estás aquí.Incio » Restauración y rehabilitación » Casas » Cambiar las ventanas (I)

Cambiar las ventanas (I)

Cambiar las ventanas (I)

Ahora que ya estamos en otoño, se acerca el invierno…y con ellos el frío, muchos empezais a pensar en el cambio de las ventanas. Este es el momento.

El cambio de las ventanas hoy en día, es una de las mejores inversiones a medio plazo dentro de nuestra vivienda. Aunque nos parezca que este cambio supone un gran costo, pronto veremos que es una buena inversión, tanto económica (ahorramos en calefacción) como para nuestra comodidad.

Las ventajas más evidentes de cambiar tus ventanas son las siguientes:

-Reducción de la factura energética, lo que conlleva a una amortización muy rápida. El sobrecoste le compensará, ya que mejora notablemente el aislamiento de la ventana.

-Mejora del confort general de la vivienda.

-Ayuda a la reducción de emisiones de CO2, contribuyendo a la conservación del medio ambiente.

-Reducción de las entradas de agentes contaminantes (como polen y ácaros) en la viviendo, contribuyendo a una mejora en la salud familiar.

-Obras poco costosas y sencillas. Además se pueden realizar por partes, minimizando el gasto y las molestias.

-Se logran mejoras en el comportamiento acústico de la casa, mejorando el aislamiento de manera asombrosa.

-Mejoras en la seguridad del hogar.

Si ya tienes claro que esta pequeña reforma es imprescindible para tu vivienda saludable, el siguiente paso es decidirte por las ventanas adecuadas para tu situación y necesidades. En próximas entradas, publicaremos los tipos de ventanas y sus ventajas. De momento, te podemos dar unas recomendaciones previas para su instalación:

cambiar ventanas-Infórmate de las ayudas y subvenciones que la Administración pone a disposición de los usuarios para la rehabilitación.

- Busca ventanas de calidad con materiales aislantes.

-Instala siempre vidrios bajo emisivo. El sobrecoste te compensará, ya que mejora notablemente el aislamiento de la ventana.

-Déjate asesorar por los instaladores profesionales.

-Para cambiar las ventanas, lo primero es coger papel y lápiz y empezar a dibujar cuántas ventanas tengo y cuántas quiero cambiar. Para medir el hueco que tenemos, lo mejor es tomar tres medidas tanto del espacio horizontal como del vertical y quedarse con la más pequeña. Muchas veces, las construcciones tienen descuadres y si sólo medimos una vez corremos el riesgo de que luego no entre la ventana nueva. Medir también las diagonales del marco, darán una idea del descuadre del hueco.

Ahora que ya sabemos las dimensiones de la ventana, nos toca elegir el tipo de apertura que deseamos, materiales, cristales…

Sobre el Autor

Arquitecto

Arquitecto, especializada en diseño

Número de entradas : 656

Comentarios (4)

  • Irene

    Muy interesante el artículo, yo hasta que no vi las primeras facturas de la luz después de hacer el cambio de varias ventanas en casa no me creía que fuera a bajar tanto… Cuando vinieron los instaladores de una empresa (Fenster creo que era), me explicaron muy bien todo sobre materiales, instalación, marcas, etc y me recomendaron poner vidrio de cámara por lo que comentas sobre la reducción del consumo y utilizar alguna marca conocida, tipo Technal o Schuco. Al final les hice caso por suerte, porque ahora en invierno se ha notado bastante, ya no solo por la factura, sino también en que se está más calentito en casa!

    Responder

Deja un comentario

© 2013 Casas Restauradas by DobleClic

Ir arriba