Tu estás aquí.Incio » Consejos » Aprovechar materiales de una obra o reforma

Aprovechar materiales de una obra o reforma

Aprovechar materiales de una obra o reforma

De las 2 toneladas de material que necesitamos para edificar un m2 de vivienda, más de la mitad son áridos (casualmente, los residuos de construcción y demolición están constituidos principalmente por material pétreo). Aquí van algunas cosas a tener en cuenta a la hora de llevar a cabo cualquier obra:

-Realizar demoliciones atendiendo a criterios de desconstrucción.

-Aprovechar al máximo los materiales.

-Reutilizar los recortes de obra siempre que sea posible.

-Reciclar los materiales pétreos y reutilizarlos como subbases en obras de urbanización, como material drenante, etc.

Cuando realizamos una obra de rehabilitación, reforma o construcción de una vivienda, se genera una cantidad de deshecho impresionante. Pero en realidad, parte de ese material no es en realidad deshecho, sino que se puede reaprovechar de manera eficaz, logrando que la obra nos salga más económica o para futuros trabajos en la casa. A parte de generar un menor impacto ambiental si aprovechamos parte de este material.

Algunas formas de aprovechar, son las siguientes:

- La madera que sobra de la construcción o reparación de una cubierta puede emplearse luego para trabajos de exterior, ya que se trata de piezas tratadas para resistir la estancia a la intemperie. Servirá para construir un porche, una pérgola, una barandilla…

- Los tejados de tejas viejas o antiguas pueden también desmontarse con cuidado y aprovecharse las tejas. Para que no destaquen mucho entre la nueva cubierta, hay que buscar tejas nuevas del color adecuado y entremezclar todas las piezas.

- Las rejas de ventanas, por ejemplo, se emplean habitualmente para hacer mesas de centro; las más grandes incluso se usan para mesas de comedor, colocadas sobre patas y con cristal encima. Además, las puertas y ventanas antiguas en estado aceptable siempre se pueden reutilizar.

- Hasta los escombros de piedra, ladrillo, cemento, etc. se pueden reutilizar. Lo normal es aprovecharlos para rellenar zonas de parcela o jardín, o para hacer contrapisos. Además de utilizarlos, os ahorraréis el contenedor para desalojarlos.

 

 

Sobre el Autor

Arquitecto

Arquitecto, especializada en diseño

Número de entradas : 936

Deja un comentario

© 2013 Casas Restauradas by DobleClic

Ir arriba