Tu estás aquí.Incio » Restauración y rehabilitación » Casas » Tirar tabiques

Tirar tabiques

Tirar tabiques

DERRIBAR TABIQUES SIN PROBLEMAS

tirar tabique

Una reforma interesante  en una vivienda es el derribo de tabiques interiores para ampliar un espacio o redistribuir la vivienda. La mayor parte de las casas que cuentan con cierto número de años tiene una distribución que no resulta adecuada para las necesidades de la vida actual, y hay que tener presente que, con una intervención acertada, se puede ganar en metros útiles y comodidad, iluminación…

Las casas y pisos antiguos solían tener estrechos pasillos (hoy casi en desuso por considerarse espacios desaprovechados), recibidores y gran cantidad de estancias de pequeño tamaño; hoy día, la tendencia pasa por unificar espacios estableciendo estancias amplias, aunque haya que renunciar a un mayor número de habitaciones.

Pero a la hora de plantearse el derribo de cualquier tabique, no puede hacerse a la ligera; es necesario contar con asesoramiento, permisos y licencias. Hay que asesorarse acerca de los planos de nuestro inmueble; en ellos constará si los tabiques que queremos derribar son o no muros de carga (los que soportan el peso de la estructura del edificio).

En la actualidad casi no se levantan muros de carga en el interior de las viviendas, recayendo esta función sobre las fachadas, sobre pilares…pero en muchas casas antiguas si ocurre esto.

Para tener una aproximación: El Código Técnico de la Edificación (CTE) establece que el grosor mínimo que debe tener un muro para ser considerado muro de carga debe ser de 11,5 cm, pero estos tabiques pueden llegar a tener hasta 25 o 30 cm de espesor, por lo que las especificaciones pueden ser algo confusas.

planosLo mejor es que un profesional revise los planos o a la vivienda y nos dé su opinión. Una vez establecido que el muro no es de carga, hay otras dos consideraciones a tener en cuenta: el tabique no debe soportar el peso de un pilar maestro de hormigón, ni haberse convertido en pared estructural con el paso de los años. Si no nos encontramos con ninguno de estos casos, podemos proceder al derribo sin problemas.

En cuanto a la revisión del plano, es muy útil también para determinar si por el tabique que se quiere derribar discurre alguna tubería de agua o gas, así como algún cable eléctrico. Si esto ocurre, hay que cortar el suministro antes de empezar las obras. No obstante, esta medida es conveniente siempre para extremar la seguridad durante el trabajo. Aunque no discurra ninguna tubería o cable por el tabique, cerrar la llave de paso y cortar el suministro eléctrico puede evitar más de un apuro.

Por otro lado, cuando en el tabique hay tuberías o cables, será necesario desplazarlos a otros emplazamientos. En el caso de las tuberías, las nuevas se deben colocar con la inclinación suficiente para que el agua llegue a los desagües. Por tratarse de obras de cierta importancia, es preferible que de ellas se encargue un profesional o que al menos se cuente con su asesoramiento. Sobre todo, para evitar daños en la comunidad o en la vivienda de algún vecino.

Además, si vivimos en una comunidad, siempre que se quiera hacer una intervención en la fachada de un edificio hay que contar primero con el permiso de la comunidad de vecinos, y contratar los servicios de un arquitecto o profesional competente que nos realice el proyecto de obra mayor (el coste de éste suele ser de un 15-20% del presupuesto total de la obra). Para redistribuir un inmueble es necesario obtener un permiso de obra menor por parte del ayuntamiento. Será necesario contratar el alquiler de un contenedor de obra para retirar los escombros, así como pagar la licencia de ocupación de dicho contenedor en la vía.

CONSEJOS PRÁCTICOS

tirar tabique-Para tirar un tabique, además de mucho cuidado, se necesitan tres herramientas básicas: unas gafas para evitar que en los ojos entre cualquier impureza, unos guantes para proteger las manos y un mazo.

-Siempre hay que empezar a tirar el tabique por la parte superior para evitar que, debido al peso, los ladrillos caigan encima de quien realiza el trabajo.

-Si el tabique está forrado con azulejos, es preferible retirarlos primero para que no salten trozos. Otra opción es tirar la pared desde el otro lado, si éste no tiene azulejos.

-Durante los trabajos, no es habitual que aparezcan grietas en los tabiques cercanos debido a las obras. Los tabiques sirven para separar estancias y, en principio, se puede prescindir de ellos sin que la estructura resulte afectada. No obstante, es aconsejable comprobar periódicamente que el resto de paredes no ha sufrido deterioros.

Sobre el Autor

Arquitecto

Arquitecto, especializada en diseño

Número de entradas : 709

Comentarios (2)

  • Juan

    Hola,

    Me ha parecido muy interesante el articulo.Estoy pensando en derribar un tabique para unir dos estancias.Pero tengo dudas.

    El tabique es de ladrillo H4,por lo tanto el tabique apenas tiene 6 o 7 cmts. .

    Divide dos estancias,una habitacion del comedor.

    La edificion es de finales de los 60.

    El tabique no llega hasta el techo…y esa es mi principal duda.Llega hasta una jacena,creo que ese es el nombre,de unos 30×30 cmts. .Por lo tanto no se si este tabique,ademas de divisor ,sirve de descarga.

    El piso es el primero,de un edificio de 5 plantas.Debajo de mi piso existe un bajo comercial,que obviamente es diafano,respetando la ubicacion de los pilares.

    Me gustaria saber que propiedades estructurales podria tener dicho tabique y la posibilidad de eliminarlo sin problemas.

    Gracias

    Responder
  • reparacion filtraciones madrid

    Has dado en el sitio con este articulo , realmente creo que este sitio tiene mucho que decir en estos temas . Volveré pronto a vuestro blog para leer mucho más , gracias por esta información .

    Responder

Deja un comentario

© 2013 Casas Restauradas by DobleClic

Ir arriba